Sostenibilidad y eficiencia 2018-10-17T13:01:36+00:00

Sostenibilidad y eficiencia

Sostenibilidad Ambiental: Máxima Eficiencia Energética

Compacidad

Este hecho, junto con la microventilación natural, aporta al edificio calidez en invierno y frescor en verano

La envolvente del edificio es la responsable aproximadamente del 25% al 35% de la pérdida total de la energía del edificio.

Vías de escape de calor en la vivienda

Reducción de gasto de energía con cubierta inclinada

Reducción de gasto en energía con cubierta inclinada.

Los edificios con cubiertas inclinadas tienen un comportamiento que por su propia naturaleza ayudará a reducir los costes relacionados con el gasto de energía. Compacidad, aislamiento térmico y ventilación, hacen que la cubierta inclinada asegure que la energía que se pierde a través de ella sea mínima.

A igualdad de superficie útil, una vivienda unifamiliar con cubierta inclinada es un 12,5% más compacta que una vivienda con cubierta plana, haciendo al edificio con cubierta inclinada más eficaz térmicamente, al reducir la superficie de la envolvente en contacto con el exterior.

Según las conclusiones del estudio de la Oficina de Estudios Térmicos Tribu-Energie de Francia que se muestran en la gráfica siguiente, sobre el impacto que la forma de la cubierta tiene en el consumo de energía de las viviendas, y teniendo en cuenta tres tipos de edificios con igualdad de superficie, la vivienda con cubierta inclinada habitable consume un 25% menos de energía en kWh/m² que la vivienda con cubierta plana, en buena parte gracias a la compacidad.

Gráfico basado en Estudio Térmico Tribu-Energie (Francia).

Así, las cubiertas inclinadas tienen menos pérdida de calor que las cubiertas planas debido a su compacidad. Además, en el caso de que el espacio bajo cubierta no sea habitable, se crea una cámara de aire que permite todavía un mayor aislamiento térmico.

Ventilación

La cubierta ventilada de teja, con microventilación bajo teja y con fijación de las piezas en seco, tiene grandes ventajas frente a la cubierta tradicional, no ventilada y con fijación de las tejas con mortero, ya que evita la formación de condensaciones en las piezas cerámicas y los posibles problemas de heladicidad.

Por ello, el uso de la cubierta ventilada de teja es recomendable en cualquier zona de España, pero sobre todo en zonas de clima húmedo y frío y con una altitud superior a los 700 metros.

Cubierta ventilada de teja

Cubierta ventilada de teja.

Cubierta inclinada. Confort óptimo en invierno y verano

Cubierta inclinada. Confort óptimo en invierno y verano.

En cubierta ventilada las tejas se fijan en seco, con clavos, ganchos o clips, en lugar de con mortero y/o pastas. Esta fijación de las tejas en seco se realiza bien sobre soporte discontinuo (rastreles), o bien sobre soporte continuo (placas onduladas, etc.).

Aunque el uso de cubiertas ventiladas en España es reciente, se emplean en Europa desde hace muchos años, con excelentes resultados. Los accesorios necesarios para conseguir la ventilación bajo teja, son suministrados por los propios fabricantes de teja.

La cubierta inclinada mejora significativamente la eficiencia energética del edificio gracias a la ventilación natural presente bajo las tejas, lo que asegura el confort óptimo, tanto en invierno como en verano, al eliminar en este último caso parte del calor acumulado bajo la cobertura.

Además, la ventilación bajo las tejas de la cubierta inclinada ayuda a evacuar la humedad, evitando así la aparición de condensaciones.

Fijación de las tejas en seco

Fijación de las tejas en seco.

Microventilación bajo teja

Microventilación bajo teja.

En verano, la refrigeración de los edificios supone un coste muy importante para mantener las condiciones de confort térmico en su interior, ya que el aire caliente generado en el interior del edificio asciende por convección acumulándose en la parte alta.

Las cubiertas inclinadas ventiladas ofrecen un mayor confort en verano que las cubiertas planas, evitando la sensación de calor en el interior del edificio, debido a su mayor altura y a que favorecen la ventilación, al poder realizar aperturas superiores para generar una corriente que facilite la expulsión del aire caliente, mejorando así la eficacia del sistema.

Esquema-ventilacion

Esquema ventilación

Esquema ventilación cubiertas

Reutilización del agua de lluvia

La cubierta inclinada permite emplear sistemas de drenaje del agua de lluvia por el exterior del edificio, por lo que la recogida de agua es simple y segura.

Además, las tejas no tienen ningún impacto negativo en la calidad del agua, lo que permite que el propietario pueda recoger el agua desde la cubierta para diversos usos no potables.

Empleo de recursos naturales

Para que un edificio se pueda considerar una edificación sostenible, deberá ser respetuoso con el medio ambiente, aséptico, económicamente eficiente y que ahorre recursos. En cuanto a caracterizar una edificación sostenible, es necesario cuantificar sus materiales y las emisiones de CO2 que conllevan en su extracción, su transformación, su montaje y mantenimiento e incluso pensando más allá hasta su futuro reciclaje cuando pierda su utilidad.

Una construcción con cubierta plana puede reunir las características de los estándares de eficiencia energética, pero los recursos utilizados para conseguir dicha calificación siempre serán mayores que en una construcción similar con cubierta inclinada, incluso en una zona climática más suave. Demás, las cubiertas planas requieran mayor aislamiento y mayor utilización de membranas derivadas del petróleo que en la cubierta inclinada.

Cubierta “cool roof”

La tecnología “cool roof” o “cubierta fría” consiste en cubiertas con baja temperatura superficial, que tienen una alta capacidad para reflejar la radiación solar incidente y que simultáneamente, emiten energía térmica en el infrarrojo. 

Las ventajas de la “cubierta fría” son las siguientes:

  • Mejora de la eficiencia energética de la cubierta.
  • Ahorro de energía para climatización en verano.
  • Reducción del efecto isla de calor urbana (ICU) y mejora general del entorno urbano.
  • Mayor durabilidad de la cubierta.

La elección de unos materiales adecuados en la envolvente de los edificios puede disminuir hasta 3 °C la temperatura del aire y 12 °C la temperatura de las superficies, contribuyendo a disminuir las temperaturas de la ciudad.

Reflectancia solar y emitancia térmica

Tecnología "Cool Roof" (Cubierta fría)

Tecnología “Cool Roof” (Cubierta fría)

Para conseguir una cubierta “cool roof” se requiere el uso de materiales con alto índice de reflectancia solar (SRI).

El color blanco tiene un alto índice de capacidad para devolver a la atmósfera la radiación recibida. Gracias a ello, el calor en el interior de las casas disminuye, aumentando el confort y calidad de vida.

Así, el color es una variable determinante en el funcionamiento térmico superficial del material de cobertura de las cubiertas, aunque también influyen otras características como: terminación, composición y envejecimiento.

Los valores de SRI suelen oscilar entre 0 y 100. A mayor valor de SRI mejor capacidad de refrigeración de una cubierta.

El uso de materiales “cool roof” forma parte de los programas de certificación de edificios sostenibles, como por ejemplo LEED, según el cual el SRI en cubiertas planas debe ser igual o superior a 78.

Las tejas cerámicas presentan un elevado índice de reflectancia solar (SRI) permitiendo la ejecución de cubiertas “cool roof”.

Teja curva natural terracota: SRI 90%

Teja curva natural terracota: SRI 90 %

Teja cerámica plana con encaje

Teja cerámica plana con encaje

España, por su alto nivel de insolación, es uno de los países que mayor partido puede sacar a la tecnología “cool roof” que debería aplicarse a cualquier tipo de edificio.