Componentes de las cubiertas inclinadas (II)

Componentes de las cubiertas inclinadas (II)

2020-05-15T11:34:20+01:00 15 mayo 2020|

Os traemos la segunda parte de los componentes de la cubierta inclinada.

Si en la primera vimos generalidades y desgranamos cada una de sus partes, en esta ocasión vamos a conocer más partes que conforman nuestros tejados.

Componentes como limahoya, limatesa, faldón, cumbrera, alero, canalón, lucernario, son elementos comunes de todas las cubiertas inclinadas que cumplen diferentes funciones y que es imprescindible proyectar y ejecutar su construcción de una manera impecable para que no se generen patologías que deriven en una merma de las capacidades de impermeabilización, aislamiento y confort.

Así que, toma nota, ¡empezamos!

Teja
Es el elemento de cubrición de los tejados por excelencia. ¿Quién no reconoce un tejado de teja? Su forma puede variar, siendo la más común la teja árabe, con forma de tronco de cono cortado por su mitad longitudinal. Otras tejas son las planas, romanas, mixtas…
El refrán ‘Madre y teja, no pierde por vieja’, hace referencia a la gran durabilidad de estas piezas frente a otras coberturas para el tejado.

Las tejas curvas, en función de su colocación en la cubierta, se denominan tejas canales y cobijas.

Canal
Es la teja árabe colocada de manera cóncava, para canalizar el agua que recoge de la lluvia.

Cobija
Así se conoce a las tejas árabes colocadas de manera convexa, para sobreponer sobre las tejas de canal.

Con el paso del tiempo las tejas han ido evolucionando en cuanto a su geometría y acabados consiguiendo diseños propios de una arquitectura moderna. Actualmente, los tipos de tejas más empleados son la mixta y la plana.

Se trata de elementos de cobertura que tienen un perfil curvo y un perfil plano (teja mixta), o con un perfil plano (teja plana), con un sistema de encaje longitudinal y transversal, simple o múltiple, para el ensamblaje estanco de las piezas contiguas en filas verticales e hiladas horizontales.

Faldón

Cada uno de los planos inclinados que forman la cubierta. Una cubierta ‘a dos aguas’ hace referencia a que tiene dos faldones y que separa el agua que le cae en dos, una por cada faldón. Por ende, una cubierta ‘a cuatro aguas’ tendrá cuatro faldones.

Las cubiertas inclinadas pueden presentar múltiples formas en función del número de faldones, su forma e inclinación. Esto le permite al proyectista jugar con la imaginación y realizar obras con un diseño original, moderno y atractivo.

Alero
Es la prolongación de un faldón en voladizo sobre el plano de la fachada. Al final del alero se colocará el siguiente componente:

Canalón
Es el elemento que recibe el agua de los faldones de la cubierta y la conduce al alcantarillado o a un aljibe para su posterior aprovechamiento. Estos elementos tienen forma de U extruida y se fabrican en materiales como PVC, chapa galvanizada o incluso cerámicos.

Cumbrera
Arista horizontal de la cubierta que determina la máxima altura por el encuentro de dos faldones. El uso de piezas especiales de tejas es imprescindible para resolver los puntos singulares de la cubierta, asegurando con ellas su estanqueidad, uniformidad y estética. La pieza especial que se coloca en la cumbrera se denomina caballete.

Limatesa
Es la arista inclinada que se conforma al encontrarse dos faldones inclinados, a partir de la cual el agua es distribuida hacia los mismos.

Limahoya
Si la limatesa es la que separa las aguas, la limahoya las recoge, por lo tanto tiene un ángulo menor de 180º..

Lucernario
También conocido como tragaluz, claraboya o lucerna. Es una apertura en la cubierta para dejar pasar la luz al interior del edificio. Normalmente se cierra con una ventana. Como se sitúa en el tejado, la luz que proporciona es muy superior a la de una ventana.

Hasta aquí nuestra entrega sobre los componentes de la cubierta inclinada. Existen muchos más componentes, así que si quieres aportar el tuyo y su definición, estamos abiertos a ello. Esperamos tus aportaciones.